consejos para escoger un cepillo dental eléctrico

Como elegir el cepillo de dientes eléctrico adecuado

Índice

Los cepillos dentales eléctricos son una innovación de la tecnología que llegó para mejorar considerablemente nuestra higiene bucal. Además de ser más cómodos de utilizar que los cepillos tradicionales, estos cepillos tienen mayor efectividad para limpiar nuestros dientes. Gracias a sus motores eléctricos, las cerdas se mueven a gran velocidad y eliminan con mayor efectividad la placa. Además, pueden llegar a lugares que los cepillos tradicionales no pueden.

Cepillos eléctricos ¿Cuál escoger?

En el mercado existen diferentes tipos de cepillos eléctricos. A continuación, te hablaremos de cada uno de ellos y de sus beneficios.

Tipos de cepillos dentales eléctricos:

Según el sistema de alimentación: Pilas o batería

Los cepillos eléctricos de batería también se conocen como cepillos de dientes eléctricos recargables. Como lo indica su nombre, estos cepillos utilizan una batería que debe recargarse después de cierto tiempo. Su cabezal debe cambiarse cada tres meses. Y el beneficio de este tipo de cepillos es que la batería puede recargarse una vez que se ha terminado.

Los cepillos eléctricos de pilas, por su parte, funciona con un par de pilas de AA. Son prácticamente lo mismo que los cepillos a batería, ya que tienen la misma potencia eléctrica. La única diferencia es que estos cepillos no son recargables. Una vez que se acabe la energía de las pilas, deberás reemplazarlas por otras. Es una opción ideal para quienes no les gusta estar pendiente de recargar el cepillo para que funcione.

Según el tipo de cabezal: Redondo o alargado

En el mercado también puede conseguirse cepillos eléctricos con diferentes tipos de cabezales, pero los más comunes son los redondos y los alargados. Cada uno de estos cabezales tiene sus ventajas y sus desventajas. Los cabezales redondos ofrecen una limpieza más efectiva y profunda, ya que pueden acceder a lugares más complicados y limpian cada diente de forma individual. Sin embargo, al ser más pequeños, el tiempo de cepillado es mayor, porque solamente puede limpiar un diente a la vez.

Los cepillos eléctricos con cabezales alargados se asemejan a los cepillos de dientes manuales. Su gran ventaja es que limpian los dientes en menor tiempo, ya que cepillan varios dientes a la vez. Sin embargo, la limpieza que ofrecen no es tan profunda y precisa como los de cabezales redondos.

tipos de cepillos eléctricos dentales

Según su dureza

Al igual que los cepillos manuales, los cepillos de dientes eléctricos tienen diferentes tipos de cerdas según su dureza: suaves, medias y duras. Los cepillos eléctricos de cerdas suaves son ideales para las personas que sufren de sensibilidad en sus dientes o encías. También son recomendadas para aquellas personas que se están recuperando de algún tratamiento bucal. La cerdas suaves o extra-suaves le ofrecerán una limpieza efectiva, mientras no lastima los dientes. También son ideales si deseas cuidar la salud de tus encías.

Como regla general, los profesionales recomiendan que, en la mayoría de los casos, se utilicen cepillos de cerdas medias. Estos también dan un buen cuidado a tu boca, y duran más que los cabezales con cerdas suaves puestos que estos últimos se desgastan con mayor rapidez.

No recomendamos los cepillos con cerdas duras, puesto que dañan el esmalte de tus dientes. Este tipo de cerdas solamente son recomendados para casos donde la persona tiene muy poca higiene bucal, puesto que son muy propensas a caries, sarros y placas. También son una buena opción para limpiar dentaduras postizas.

Según su movimiento y velocidad: Convencionales, sónicos y ultrasónicos

Existen tres tipos de cepillos eléctricos según su movimiento y velocidad: oscilante rotacional, sónico y ultrasónico.

Los oscilantes rotacionales son los cepillos eléctricos convencionales. Estos cepillos cuentan con motores eléctricos que hacen que el cabezal se mueva de un lado a otro formando un círculo. Se llama oscilante, porque no rota completamente para formar el círculo, se mueve al sentido del reloj y del anti-reloj durante su uso. Estos tienen una velocidad de oscilación alrededor de los 5.600 a 8.800 oscilaciones por minuto. Los cepillos eléctricos más avanzados incluyen una tecnología de pulsación que indican la presión adecuada que debes ejercer sobre los dientes.

Estos cepillos ayudan a eliminar la placa bacteriana gracias al roce oscilante de las cerdas. Para utilizarlo correctamente, hay que mover el cepillo por todos los dientes ejerciendo la presión adecuada.

Los cepillos eléctricos sónicos funcionan a través de una vibración sónica. Su motor hace que los filamentos vibren o se muevan de lado a lado para eliminar la placa. Estos cepillos tienen una mayor velocidad que los anteriores, de 16.000 a 25.000 movimientos por minuto, y por tanto, una mayor efectividad para eliminar la placa.

Otra diferencia con los cepillos eléctricos convencionales es que estos ofrecen una limpieza más profunda. Gracias a la gran velocidad y vibraciones transmiten ondas acústicas a través de la saliva para afectar la placa bacteriana en los lugares donde no llegan las cerdas. Además, estas vibraciones también producen burbujas de oxígeno que impiden el crecimiento y desarrollo de algunas bacterias que no toleran el oxígeno.

como elegir un cepillo de dientes eléctrico

Los cepillos ultrasónicos son básicamente lo mismos que los sónicos. La diferencia es que estos tienen una velocidad mayor, de esta hasta 30.000 a 46.000 movimientos por minuto, incluso los hay de mayor velocidad. Esto hace que sean más efectivos para eliminar la placa. Aun así, estos cepillos mantienen la suavidad para cuidar tus dientes. Ofrecen una limpieza profundad, pero sin afectar las encías y los dientes.

Otras prestaciones

Estos cepillos de dientes también suelen incluir otras funcionalidades. La mayoría suele incluir un temporizador para indicarte cuál es el tiempo ideal que debes cumplir para cepillarte bien los dientes.  El tiempo de cepillado adecuado es de 2 minutos, 30 segundos para cada cuadrante. El temporizador te ayudará a cumplir con esta meta.

Los cepillos eléctricos también pueden integrar una pantalla LCD que te proveerá información importante acerca del cepillado, tales como: el tiempo de cepillado, el nivel de la batería y la calidad del cepillado que has realizado.

Otros cepillos procuran ofrecerte una higiene bucal más profunda. Y con ese fin, incluyen irrigador bucal, logrando destruir con mayor eficacia la placa. La función de irrigador dental masajea las encías para reducir la inflamación y el sangrado.

¿Necesitas saber más acerca de cómo elegir un cepillo de dientes eléctrico?

Si no sabes cuál es el mejor cepillo para tus dientes, puedes acudir a un buen dentista que te dé las mejores recomendaciones. En Odontofamily, contamos con dentistas profesionales que podrán ayudarte en esto.

¿te ha gustado? compartelo en tu red social

Facebook
Twitter
LinkedIn

También pude interesarte

NO TE VAYAS SIN RESERVAR TU CITA!!

CLÍNICA GETXO

Contacta mediante WhatsApp con la Clínica de Getxo

639 225 367

CLÍNICA DE BILBAO

Contacta mediante WhatsApp con la Clínica de Bilbao

631 276 578

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?